top of page

Precio de los Medicamentos Enero 2024

INTRODUCCIÓN

Este documento analiza la inflación farmacéutica en Argentina durante enero 2024, segundo mes de la gestión Milei, bimestre en el que el país registró la mayor inflación económica del siglo XXI y probablemente la mayor perdida del poder adquisitivo en el menor tiempo de la historia.


VARIACIÓN DE PRECIOS EN ENERO 2024: MEDICAMENTOS CON RECETA

Se evaluaron productos de alto consumo por ser en su mayoría medicamentos para el tratamiento de enfermedades crónicas como antihipertensivos, antiasmáticos, para el tratamiento del colesterol, ansiolíticos, antibióticos y para la prevención de las úlceras gastrointestinales y el tratamiento de la diabetes. Aunque también hay medicamentos para tratamientos agudos. Productos originales con y sin patentes, genéricos de marcas comerciales y genéricos sin marca. Y en todos estos casos son medicamentos que deben dispensarse en la farmacia con receta médica.

El precio de los medicamentos de dispensa con receta aumentó 11.70% en el primer mes del año y totaliza un aumento anualizado del 329%. Este dato empieza a mostrar que una utilización de los medicamentos con precios desregulados, impulsa un crecimiento exponencial de los gastos farmacéuticos.

El precio de los medicamentos de dispensa con receta aumentó 11.70% en el primer mes del año y totaliza un aumento promedio anualizado del 329%.

MEDICAMENTOS DE VENTA LIBRE

En el caso de los medicamentos de venta libre, el aumento fue aún mayor, de un 14.4%. El porcentaje de participación histórico en unidades de este rubro de medicamentos se encuentra cercano al 25%, es decir que uno de cada cuatro medicamentos dispensados pertenece al grupo de medicamentos denominados de venta libre.


IMPACTO DE LOS AUMENTOS

El impacto inflacionario de los medicamentos sobre la población se verifica al analizar la evolución de las ventas según COFA en el mes de diciembre de 2023, el mercado farmacéutico disminuyó un 7.8% en unidades dispensadas.

El fuerte componente inflacionario de los medicamentos se verifica al analizar la evolución de los precios promedios ponderados de venta al público de medicamentos recetados (PPP-Rx) en comparación con los aumentos del Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVyM). En el Gráfico I vemos la cantidad de unidades que se pueden adquirir con un SMVyM en la Argentina


Gráfico I

Elaboración propia


Elaboración propia

(PPP ene-24 estimado en base a $8390 real según COFA de diciembre + el 12% de aumento enero)


En el primer enero de la gestión Macri se podían adquirir 48 unidades de medicamentos con un salario básico. En el primer enero de la gestión Milei sólo 17 unidades, apenas un poco más de la mitad que con la administración AF.


IGUAL PERO MÁS RÁPIDO

Estos datos evidencian que durante los cuatro años de la administración MM la disminución de la capacidad d e compra por parte del asalariado fue de 48 a 30 unidades, un 40% de perdida adquisitiva. Con la gestión JM se perdió el mismo procentaje en sólo 2 meses de gestión, de 28 a 17 unidades.


ASALTO A MANO ARMADA

¿Cuál es la diferencia de lo que estamos viviendo en el sector salud con un asalto callejero? Un ladrón te apunta con un revólver y no queda otra que darle el dinero. Es muy parecido lo que ocurre en salud, donde a un paciente que necesita su medicamento de un mes a otro le modifican los precios en estos porcentajes. O que las empresas de medicina prepaga aumenten un 80% en dos meses sin mejoras en el servicio cuando el salario mínimo vital y móvil no ha sido modificado o las jubilaciones se mantuvieron estancadas. Uno no tiene tiempo para debatir qué hace. Igual pasa cuando se enfrenta a un ladrón. Porque si al paciente le avisan que desde el próximo semestre sufrirá un cambio drástico en sus gastos farmacéuticos y de salud, uno podría previamente ir preparando su defensa y un lugar para su atención por la salud pública, pero el aumento de las prepagas y de los medicamentos a personas que no tienen opción, es como vaciarles el bolsillo a punta de pistola.


Humildemente invito a una reflexión por parte de las empresas de medicina prepaga y de los laboratorios farmacéuticos y actúen responsablemente con la libertad que le ha sido otorgada.


CONSECUENCIAS DEL IMPACTO

La caída de las dispensas en unidades en diciembre (7.8%) presupone el abandono de los tratamientos por parte de los pacientes con enfermedades crónicas o el no inicio de terapias medicamentosas en los tiempos apropiados. Las consecuencias de ello pueder ser devastadoras para la salud de los pacientes y de muy alto costo para los sistemas de financiación de la salud. Los costos ocultos de ello podrían ser catástróficos para todo el sistema. Enero podría ser peor aún.


Por lo tanto, es imprescindible que las coberturas actuales sean respetadas, como por ejemplo la entrega de medicamentos gratuitos que realiza el PAMI, instrumento crucial para el mantenimiento de la salud de sus afiliados. Pero a la vez, es muy probable que el PAMI vea aumentar la demanda en estos medicamentos, por la baja de los afiliados a la medicina prepaga.



¿QUÉ PASÓ CON LOS PRODUCTOS DE ALTO PRECIO?

Este grupo de medicamentos fueron los de mayor suba llegando a un promedio de 14.60%, donde lo más relevante corresponde a los productos de Roche y BMS que tuvieron aumentos del 25% y, en el caso de la empresa Biogen, llegaron al 35% mensual. Principios activos como el Pertuzumab ajustaron hasta un 211% acumulativo en el último semestre (agosto 2023 - enero 2024).

Aunque por lo general son medicamentos que no afectan directamente el gasto de bolsillo de los pacientes, porque son cubiertos por el sistema, recordemos que estos productos inciden en los costos de los financiadores y que su participación en las terapias complejas aumenta porcentualmente con el paso del tiempo.

Por ello, el rol de los biosimilares podría ser una herramienta a ser usada con una norma regulatoria acorde y diseñada para apuntalar la competencia y el número de oferentes con la finalidad de contener los precios en este rubro de productos.



Daniel Ricchione

Director

FarmascopioNet




Yorumlar


bottom of page