top of page

Medicamentos y Anarquismos

EL ANARQUISMO

El anarquismo fue colectivista. Uno de los objetivos libertarios era la destrucción del Estado para repartir sus riquezas entre las personas. Los anarquistas europeos que inmigraron a nuestro país a fines del siglo XIX y principios del XX derramaban sus ideales en las masas obreras que iban forjando un espíritu combativo. Como en “Los Vengadores de la Patagonia Trágica”, el gran Osvaldo Bayer relata los fusilamientos de los trabajadores patagónicos que peleaban por mejores condiciones laborales en Santa Cruz. El Ejército combatió, reprimió y asesinó a obreros seguidores de los anarquistas, porque para el anarquismo el Estado Argentino era el enemigo. Así, los grandes terratenientes que lucraban con los negocios británicos, usaron a los uniformados, no para defender a la Nación, sino, a sus intereses económicos.


BECAUSE HE IS JOLLY GOOD FELLOW”


Héctor Olivera dirigió el film “La Patagonia Rebelde” donde el Teniente Coronel Zavala (Héctor Alterio), quien extermina los focos rebeldes de la protesta obrera, recibe los elogios de sus verdaderos patrones escuchando humillado "porque es un buen compañero…"






El anarco capitalismo persigue lo mismo. La destrucción del Estado, pero no con un fin colectivista, sino para ser repartido entre los grandes monopolios. Por eso es un fenómeno de estudio que grupos patriotas hayan votado a un anarquista. El anarco capitalismo tiene como pilares establecer una sociedad sin Estado, con una economía con propiedad privada y libre mercado, y que discrepa totalmente con el anarco-comunismo.

SALUD Y ANARQUISMO

La salud es para el anarquismo, un estado mental y espiritual de plenitud individual fundamentado en la capacidad creativa de la naturaleza, por lo que no es sólo un estado de plenitud física. En la tabla adjunta se observan las diferencias desde el punto de vista sanitario entre el anarquismo tradicional colectivista versus el nuevo anarco capitalismo, lo que evidencia que el anarquismo capitalista no tiene coincidencias, sólo en la destrucción del Estado y en la apropiación de los términos libertarios.


TABLA: Diferencias entre las propuestas del anarquismo tradicional colectivista y los hechos del nuevo anarquismo capitalista

ANARQUISMO COLECTIVISTA

ANARQUISMO CAPITALISTA

El discurso apunta contra el aparato estatal y el sistema económico capitalista vigente, que agudizan las malas condiciones de vida y de los lugares de trabajo. 

El discurso agrede al Estado, y lo hace culplable del freno del desarrollo de los monopolios vigentes, siendo aceptables sólo las soluciones que aporte el mercado. 

Las ciencias médicas son consideradas las más importantes, porque pueden terminar con los males de la clase trabajadora

Sin presupuesto para las Universidades y desfinanciamiento del CONICET

Según Isaac Puente, un médico tiene que ser necesariamente subversivo contra el Estado 

Un médico es un trabajador más y su salario lo rige el mercado

Critica el sanitarismo sin sanidad

Considera el sanitarismo un gasto y no una inversión

El acceso universal al agua potable es una prioridad sanitaria

Desfinanciamiento de AYSA o su privatización, sin intervenir en dónde hace falta 

Los médicos libertarios tienen posturas pro-higienista.  

Las cloacas y el agua potable no son prioritarios como objetivo de Estado

Visión más humana del paciente que se resume en la frase de Roberto Remartínez: “no hay enfermedades, sino enfermos” 

El paciente es un consumidor más. Los enfermos son vistos como una carga social

No niegan la utilidad de la vacunación , aunque priorizan soluciones que no requieren de la industria farmacéutica.

Muchos integrantes del actual gobierno  han sido antivacunas durante la pandemia

La industria farmacéutica bajo control de consejos y sindicatos de obreros

La industria farmacéutica es libre de fijar los precios. 

Se focalizan en los determinantes sociales como los vecindarios pobres donde falta la higiene, hay hacinamiento y deficiencias nutricionales  (2).

No se vislumbran políticas públicas de urbanización y mucho menos para las familias obreras y con asistencia social


El médico argentino Juan Lazarte, formado en ideas anarquistas, proponía en la primera mitad del siglo XX que “la medicina, como la higiene, no deben ser un patrimonio de uso privado y limitado, sino público". Fue un impulsor de la necesidad de actuar sobre los lugares de trabajo para proteger la salud de los trabajadores. Ya en ese tiempo cuestionaba la mala iluminación, el calor o frío excesivo y la humedad alta de los ambientes, el riesgo laboral de accidentes y traumatismos, los ruidos excesivos, las intoxicaciones y contagio de enfermedades, y el problema de la salud mental que podían afectar a los trabajadores en ambientes no aptos para salud en el trabajo. Para el anarquista y libertario, la “medicina social y socializada”, en una “sociedad socialista” era la propuesta superadora porque además de ocuparse de la enfermedad, primordialmente trabajaría en la prevención (3).


PRODUCCIÓN DE MEDICAMENTOS EN EL ANARQUISMO

En un esbozo hecho a mano con la propuesta de Lazarte sobre cómo organizar el sistema sanitario, publicado en la revista anarquista Nervio, vemos a la producción de medicamentos asociada a laboratorios gestionados por Sindicatos y Consejos Obreros (4).


Figura publicada en la Revista Nervio N°25 (1933) por el Dr. Lazarte. El sombreado azul está agregado por FarmascopioNet para visualizar las fábricas de drogas y su gestión.


Lazarte, un propulsor del mutualismo y de la agremiación, fue antiperonista, a pesar de los avances en el acceso a la salud por parte de la población durante el peronismo, porque consideraba que la gestión de la salud en la presidencia de Juan Perón estaba contaminada por la dictadura del Estado.


EL ANARQUISMO Y SUS LEGIONES

Para conocer más sobre las ideas anarquistas se puede consultar un libro diferente, según el prólogo de Osvaldo Bayer, que es "Espartaco y su Legíon de Rebeldes y Anarquistas"(5) del Dr. Victorio Pirillo, Secretario General del Sindicato de Municipales de Vte. Lopez, donde uno puede introducirse en los pensamientos de Bakunin, Proudhon, Piotr Kropotkin, Enrrico Malatesta, Severino Di Giovanni, Ravachol, Emma Goldman, Josef Albert, Anselmo Asperilla, Osvaldo Bayer, buscando enarbolar los ideales de libertad, igualdad y el fin de la opresión, a través de un original relato de las luchas llevadas a cabo por el esclavo Espartaco durante el Imperio Romano.


CONCLUSIONES

En este artículo se ha querido desenmascarar la estafa del anarco capitalismo como modelo que persigue un bienestar social a través sólo de una supuesta acción libertaria, comparándolo con las ideas anarquistas originales, de fuerte componente colectivista y socialista, tan aborrecidas por nuestro Presidente. Siendo su objetivo la destrucción del Estado, sin importar los sentimientos de Patria y Nación, con el único fin de hacer más ricos a los más ricos. El elemento utilizado para el desenmascaramiento, es la presentación del sistema de salud propuesto por los anarquistas, sistema muy poco difundido en los estudios de los modelos sanitarios.


Farm. Daniel Ricchione



Bibliografía

(1) Los Vengadores de la Patagonia Trágica. Tomos. Osvaldo Bayer.

(2) El anarquismo español ante el debate sanitario en España: salud, enfermedad y medicina (1930-1939) Alejandro Lora Medina. Dynamis. 2019; 39 (1): 175-204

(3) Socialización sin Estado. Una aproximación a las ideas y prácticas de Juan Lazarte sobre la salud, la medicina social y el gremialismo médico (1933-1954) Nadia Ledesma Prietto

(5) Espartaco y su Legíon de Rebeldes y Anarquistas. V. Pirillo 2019 Ed. Biblos Segunda Edición.

Comments


bottom of page