top of page

El Seguimiento FarmacoTerapéutico: Clave en la Seguridad del Paciente

SEGURIDAD DEL PACIENTE, PROBLEMAS CON MEDICAMENTOS Y ADHERENCIA

La seguridad del paciente es una preocupación central de los servicios de

atención sanitaria. Y los medicamentos están en el centro de la escena cuando se habla de seguridad del paciente. La prescripción de medicamentos es uno de los principales roles de la asistencia al individuo siendo el medicamento la tecnología sanitaria más utilizada en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades, tanto en el ámbito hospitalario como en el comunitario.


Los objetivos del Seguimiento Farmacoterapéutico (SFT) son prevenir, detectar y resolver problemas relacionados con los medicamentos (PRM). El concepto de PRM engloba al conjunto de problemas de salud que tiene el paciente en su relación con el medicamento que utiliza, ya sea que necesite un nuevo medicamento o actualizar una dosis y que sea realmente efectivo.


La farmacovigilancia se encarga del monitoreo de la seguridad de los medicamentos desde su desarrollo y durante todo su ciclo de vida. Realiza actividades para la detección, valoración, comprensión de los efectos adversos, pero se centra en la reacción adversa de los medicamentos (RAM).


El SFT tiene como centro al paciente, por ello, incluye a la farmacovigilancia, pero va mucho más allá. Tiene el enfoque en la relación del paciente con todos sus medicamentos. Y una vez detectado el PRM hay que dar un paso más.


Los farmacéuticos hospitalarios, como miembros del equipo de gestión más avanzada de la seguridad del paciente en todo lo relativo a los medicamentos, con el SFT consiguen el objetivo de gestionar esos riesgos, al intervenir y resolver el problema de salud del paciente cuando le comunican al equipo médico su propuesta de solución y se logra modificar y adaptar las nuevas prescripciones.


Los farmacéuticos comunitarios que hacen SFT logran resolver en el paciente sus PRM pero no pueden quedarse ahí, en la resolución del problema, y deben notificar su acción y respuesta obtenida de parte del paciente y también la del médico tratante, tanto a los organismos regulatorios cuando sea necesario pero principalmente a los financiadores, que serán los beneficiados directos del SFT desde la perspectivas de los costos del sistema.


EL SFT es la herramienta para detectar los PRM. Los PRM son resultados clínicos indeseados derivados de la farmacoterapia que que hacen su aparición por diferentes orígenes y diversas causas.


El Seguimiento FarmacoTerapéutico (SFT) es la herramienta para detectar los PRM


Como vemos los PRM incluyen los Eventos Adversos (EA), la falta de eficacia de un medicamento, la no adherencia por parte del paciente a un tratamiento, las interacciones entre medicamentos, y las incompatibilidades físicas y químicas en el uso de una o más terapias. A la vez, algunos de estos PRM pueden potenciar o gatillar al otro.


Es importante observar la diferencia entre un Error y una RAM. Ambos son eventos no deseados, aunque el error proviene del mal uso del medicamento (Por ejemplo una confusión por similitud de apariencia de ampollas de drogas diferentes es un error, que puede o no desembocar en un evento adverso) y la RAM es una reacción adversa conocida o no que produce un medicamento (Por ejemplo la aparición de una úlcera gastroduodenal por consumo excesivo de aspirina).


Los PRM son una de las causas de la morbilidad y mortalidad relacionadas con

medicamentos, y también del fracaso del tratamiento farmacológico. Y uno de los PRM que provoca el fracaso del tratamiento puede deberse a una falta de adherencia. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la adherencia en relación a la toma de la medicación, como el grado en el que la conducta de un paciente, se corresponde con las recomendaciones acordadas con el profesional sanitario. La falta de adherencia genera consecuencias clínicas y económicas muy significativas, especialmente en los pacientes con enfermedades crónicas.


EL FARMACÉUTICO TIENE LA POSIBILIDAD Y LA RESPONSABILIDAD DE PONER A DISPOSICIÓN DEL PACIENTE EL SFT.

En la actualidad el farmacéutico tiene la oportunidad de participar en la seguridad

del paciente, principalmente en lo referente al uso de los medicamentos, evitando el daño que puede ocasionar el tratamiento, potenciando sus resultados, y logrando la mejor adherencia, para contribuir al éxito sanitario del sistema. El SFT es la herramienta.

Es momento que el SFT forme parte también de la buena práctica de los servicios de salud, incorporando al farmacéutico en el cuidado del paciente que recibió su dispensa de medicamentos.

Varios estudios, generalmente del ámbito hospitalario, hablan de la bondad de incorporar un farmacéutico en los servicios clínicos, y de la valoración de la

Intervención farmacéutica (IF). Y es momento que el SFT forme parte también de la buena práctica de los servicios de salud, incorporando al farmacéutico en el cuidado del paciente que recibió su dispensa de medicamentos.


Farm. Daniel Ricchione

(Artículo en revisión)





コメント


bottom of page