top of page

BOLETIN SE.PA. SEGURIDAD DEL PACIENTE

PRÁCTICAS PARA EL USO SEGURO DE MEDICAMENTOS


CINCO RECOMENDACIONES EN LAS FARMACIAS HOSPITALARIAS

1) Confeccionar e informar la lista de medicamentos de alto riesgo de cada institución

Deben conformarse comités interdisciplinarios de farmacoterapéutica con el objetivo de definir el formulario terapéutico de la institución según criterios de eficacia, seguridad y costo basados en la mejor evidencia científica, normas de utilización de medicamentos e información útil para asegurar su uso seguro.


2) Utilizar identificadores de alerta en los rótulos de su envase o una vez reenvasado.

Los capuchones de identificaciones son una buena práctica para...

El "Capuchón de Identificación de Ampollas®”, un dispositivo creado y patentado por la consultora Consulfarma de Argentina, segrega e identifica medicamentos LASA y ALTO RIESGO.

El capuchón lo hace diferente


Si bien es cierto que implementar medidas para el uso seguro de la medicación implica una inversión económica, por otro lado, las mismas generan ahorros en los costos ocultos; por ejemplo el uso de gasas y bisturíes para cortar las ampollas son costos que pasan inadvertidos, y en algunos casos son más costosos que el Capuchón para ampollas.

La envasadora como tecnología y el capuchón son metodologías que se complementan para potenciar el uso seguro de los medicamentos. El Capuchón es la última “alerta” para la Seguridad del Paciente antes de suministrar la medicación.


Para el caso de frascos ampollas de heparina o de otros productos de ALTO RIESGO, en donde es necesario el reenvasado del medicamento, se pueden utilizar las Bolsas de Alto Riesgo que también provee la consultora Consulfarma

La bolsa con una de las etiquetas plastificadas (Ideal para las Heparinas)


3) Utilizar sistemas de prescripción electrónica.

En caso de que no sea posible el acceso a estos sistemas, se recomienda utilizar formularios para la prescripción de drogas preimpresos, lo que es particularmente útil para el caso de las quimioterapias. En caso de prescripción manual, ésta debe ser perfectamente legible, con letra clara y evitar abreviaturas.

4) Evitar las prescripciones verbales.

Se evitan posibles errores fonéticos y olvidos u omisiones


5) Promover la participación activa del farmacéutico en el pase de sala o ronda médica

Esto promueve una prescripción adecuada, los ajustes de dosis, y la comunicación y detección temprana de reacciones adversas medicamentosas (RAM) o de Errores con la Medicación (EM) y evita la posibilidad de interacciones, haciendo más efectivo el seguimiento farmacoterapéutico.


Commenti


bottom of page