Show More

Covid19: Acceso a la Vacuna (Actualizado a septiembre 2020)

Reproducimos a continuación el informe publicado en Consulfarmaweb sobre el Acceso a la Vacuna.

¿Cuánto falta para las Vacunas?

Este es un trabajo de recopilación para entender en qué tiempo podríamos contar con la vacuna pero, más importante aún, cuánta cantidad de vacunas podrán producir los laboratorios.

Sabemos que el mundo necesita 7 mil millones de dosis. Veamos la producción que, por ahora, las grandes empresas farmacéuticas podrían afrontar y qué tipo de vacuna están desarrollando:

Astra-Zéneca:

Llamada AZD1222, la vacuna de Oxford toma un adenovirus, y como en las terapias génicas que buscan corregir el ADN defectuoso, lo utiliza para convencer a las células del cuerpo que produzcan la proteína "espiga" característica del coronavirus. El adenovirus utilizado causa infecciones en chimpancés pero no en humanos.

Los acuerdos alcanzados por Astra-Zéneca con organizaciones benéficas de salud, institutos de salud, laboratorios y fundaciones a lo largo de varios continentes proporcionarían la posibilidad de acceder a la vacuna en países de ingresos bajos y medianos. Argentina y México la fabricarán para América Latina. Las primeras dosis para Europa estarían para noviembre o diciembre, en nuestro país podría ser para marzo del 2021.

Pfizer:

En Mainz, Alemania, BioNTech está desarrollando múltiples vacunas para el coronavirus asociada a la estadounidense Pfizer. Utiliza la nueva tecnología de ARN mensajero, que instruye a las células a producir proteínas específicas, y que puede usarse para fabricar una vacuna mucho más rápido que los métodos tradicionales. Pero no sabemos si este método realmente funciona. El ensayo de Fase 2/3 comenzó el 28 de julio. Y participa en estos estudios el Hospital Militar Central con el Dr. Polack a la cabeza en la Argentina. Estados Unidos es el principal aportante de fondos. Esperan tener 100 millones de dosis para fin de año, con mucha suerte a fin de octubre.

Moderna Pharmaceuticals:

Ha sido pionera en el diseño, construcción y prueba de una vacuna contra el virus utilizando el ARN mensajero con el mismo fundamento que la producida por Pfizer. A mediados de julio, se publicaron datos detallados de la Fase 1, lo que refuerza la afirmación de Moderna de sus resultados positivos. Pero, estos hallazgos no prueban si la vacuna es realmente protectora y no está claro qué tan duradera será la respuesta inmune observada. Estados Unidos es el primer financiador, por lo que seguramente tendrá prioridad de acceso a esta vacuna en el caso que resulte efectiva. Esperan lanzarla en noviembre al mercado con algunas millones de dosis. Si todo va bien, produciría mil millones de dosis en 2021.

Johnson & Johnson:

Comenzó la fase 1 en los EE. UU y en Bélgica en la segunda quincena de julio. Y planea dos grandes estudios en etapa tardía en Norteamérica, Europa y, potencialmente, países como Brasil y Sudáfrica. El gobierno de los Estados Unidos prometió más de U$ 450 millones para J&J y la compañía es una de las pocas seleccionadas de la Operación Warp Speed del gobierno americano. Se espera que fabrique mil millones de dosis de su vacuna, a partir de principios del 2021. La vacuna utiliza un vector viral de adenovirus, de manera similar a la vacuna desarrollada por Astra-Zéneca.

Sanofi y GlaxoSmithKline:

Su vacuna se basa en proteínas derivada del coronavirus producida en líneas celulares de insectos, extraída y entregada junto con un adyuvante. Pero su línea de tiempo es el más lenta que las anteriores. Sin embargo, lo que Sanofi y GSK podrían aportar es una vacuna más potente. Los adyuvantes se agregan a las vacunas para mejorar la respuesta inmune. Esperan comenzar el estudio en humanos de su vacuna en septiembre. Aunque recién podría estar en el mercado para mediados del 2021, EEUU no deja de apoyarla, y prometió 2.100 millones de dólares para financiar el desarrollo y las pruebas clínicas, así como la fabricación. Si la inyección tuviera éxito, Estados Unidos recibiría 100 millones de dosis. Esto provocó un entredicho con el presidente francés, que reclama también la dosis para su población.

​CanSino Biologics:

La elección del diseño de la vacuna de CanSino, es la de tipo de vector viral de adenovirus, y estaría realizando pruebas en China y en Canadá. En el estudio de Fase 2 el ejército chino aprobó su uso de emergencia de la vacuna en soldados, una primicia mundial. Quizás antes que la vacuna rusa muy promocionada. Los resultados de ese estudio se publicaron en The Lancet el 20 de julio. Aunque aparentemente fue un estudio no cegado. Lo que la convierte por ahora en una vacuna con estudios pocos convincentes.

Inovio:

No tiene un gran socio farmacéutico, pero de apoco está reuniendo fondos. Desde los casi U$ 30 millones que había conseguido en junio ahora cuenta con 100 millones en fondos externos: 83 millones de dolares aportados por el gobierno estadounidense más U$ 17 del CEPI (Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias, con grandes aportes de entre otros Melinda y Bill Gates). Su vacuna usa como vector plásmidos de ADN para inducir a las células a producir proteínas espiga de coronavirus, estimulando así la respuesta inmune. Por ahora se ha comprometido a producir solo 1 millón de dosis para fin de año.

Novarax:

Trabaja con una vacuna de características algo similares a Sanofi-GSK ya que es una proteína derivada del coronavirus producida en líneas celulares de insectos, extraída y entregada junto con un adyuvante propio y nanopartículas. En julio, Novarax recibió un gran apoyo del gobierno de EE. UU., que comprometió $ 1.6 mil millones para financiar la vacuna.

A principios de agosto, Novavax informó los resultados resumidos de su estudio de Fase 1, que mostraban que su vacuna podía estimular respuestas inmunes con con efectos secundarios leves.

Sinovac Biotech:

Su vacuna está hecha de virus inactivado de SARS-CoV-2. El virus se aísla, se expande y luego se hace no infeccioso mediante tratamiento químico. El método es uno de los tradicionales y usados para otras vacunas de los calendarios nacionales. Como es una tecnología vieja y lenta, es posible que su vacuna esté en el mercado recién a mediados de 2021.

La empresa farmacéutica China probó la vacuna dos etapas preliminares, siendo testeadas 1.000 personas en China y, tras presentar resultados prometedores, la vacuna avanzó hacia la última fase, que tendrá lugar en Brasil. Donde se aplicará a 30000 personas.

Merck & Co:

Entró tarde en la carrera de la vacuna. Pero, por su trayectoria, su participación no debe subestimarse. Su tecnología se basa en un vector, y utilizando virus del sarampión o virus de la estomatitis vesicular.

Merck centró sus esfuerzos en fabricar la vacuna a escala global y cree que por el tipo de fabricación su vacuna producirá inmunidad rápidamente, con una única dosis que daría inmunidad de por vida. Esa es su apuesta para diferenciarse de los competidores.

Vacuna Rusa:

Es elaborada por el Instituto de Investigaciones Gamaleya. Utiliza un vector viral no replicante del tipo adenovirus. Rusia aprobó la vacuna de Gamaleya el 11 de agosto, sólo dos meses después de que comenzaran los primeros estudios en humanos. Sin realizar ensayos a gran escala de fase 3. Es el ejemplo más significativo de cómo la carrera para desarrollar una vacuna contra el coronavirus es geopolítica. Tanto, que el presidente ruso Putin, la denominó Sputnik 4.

CureVac:

La vacuna utiliza ARN mensajero para codificar la proteína de espiga del coronavirus. Un estudio de fase 1 comenzó en junio, inscribiendo a adultos sanos en Alemania y Bélgica. Aparentemente, el gobierno alemán ha invertido cerca de 300 millones de euros en CureVac, tomando el control de casi el 25% de la compañía. Está financiada además por la Unión Europea y por el CEPI.

Hemos desarrollado una docena de proyectos que creemos con más chances de lograr la vacuna. Ante tanta información, y para tratar de resumirla, es que realizamos una línea de tiempo de los proyectos más importantes en el mundo, con la observación, de que siempre y cuando se compruebe la eficacia de cada uno de los proyectos.

Fuente: Consulfarmaweb

Autor: Daniel Ricchione Farmacéutico MN11866 Correspondencia al autor: ricchdan@gmail.com

Show More
download.png

Linkedin

images.png

E-mail