Show More

Modelo de Farmacia en México: visión de un farmacéutico mexicano en España

Extracto de la entrevista realizada a Mario Alberto Uribe, un farmacéutico mexicano que hace 5 años llegó a España para hacer un Máster en Farmacia, durante el cual trabajó en la farmacia comunitaria española.


¿Qué diferencias has visto entre la farmacia de tu país de origen y la española?

Existe una inmensa diferencia: en México no contamos con farmacéuticos profesionales, es decir, que cuenten con estudios universitarios en farmacia o similares. Son personas sin estudios las que realizan las tareas del “farmacéutico”, dispensando medicamentos, productos sanitarios e incluso recomendando medicamentos, con toda la problemática que ello conlleva.


¿El modelo farmacéutico es muy diferente?

El modelo de farmacia europeo y, en concreto, el español, desde mi punto de vista, es el mejor: se cuenta con una profesión perfectamente organizada por colegios farmacéuticos, universidades y asociaciones de farmacia, tanto de hospital como comunitaria e incluso rural. A su vez, la farmacia forma parte del sistema sanitario y los pacientes pueden recoger su medicación en cualquier farmacia, lo cual hace que el farmacéutico sea el profesional más cercano, además de los servicios profesionales farmacéuticos asistenciales que implican que las farmacias sean más centradas en el paciente.

Por otra parte, en México existen grandes cadenas de farmacias que, a su vez, cuentan con consultorios médicos anexos, lo cual dificulta mucho más la presencia del farmacéutico. Como lo mencionaba anteriormente, no es necesaria la presencia de un farmacéutico profesional en la farmacia. Solo existe la figura de un "responsable sanitario" que, por ley, no está obligado a estar presente en la misma.

También es de destacar que las farmacias no son parte del sistema sanitario. Por ende, son establecimientos comerciales, con todo lo que esto implica. En contraste a la legislación española que exige al propietario de una farmacia ser farmacéutico y le permite ser dueño de un solo establecimiento, en México, existen cadenas de farmacias cuyos propietarios no están obligados a tener dicho título profesional.


¿Son muy diferentes los servicios que se ofrecen en la farmacia española y los que se dan en la farmacia de tu país de origen?

En España se cuenta con toda una cartera de servicios farmacéuticos asistenciales, documentos de foro y programas de investigación en atención farmacéutica, que dan como resultado la implantación de estos servicios en las farmacias. En México, los servicios profesionales farmacéuticos asistenciales no existen realmente:

¿Qué servicio farmacéutico que se ofrece en España aplicarías a tu país de origen?

Sin lugar a dudas, mi sueño es poder llevar todos los servicios asistenciales a México, pero si tengo que elegir uno, llevaría el servicio de seguimiento farmacoterapéutico sin lugar a dudas, entendiendo el grado de complejidad que esto conlleva, pero estoy convencido que merece la pena.


Háblanos de tu trabajo actual; ¿Cuántos años hace que te dedicas a la farmacia?

Yo me dedico a la farmacia profesionalmente desde el 2011. Mi trabajo actual como miembro de la Cátedra de Atención Farmacéutica María José Faus Dáder y el grupo de investigación en Atención Farmacéutica de la Universidad de Granada radica justamente en eso: la búsqueda de poder hacer llegar la farmacia asistencial a todas partes como nos sea posible. En estos momentos, estamos en un proyecto de investigación precisamente en México, donde nuestro principal objetivo es demostrar el impacto clínico, económico y humanístico del servicio de seguimiento farmacoterapéutico a través de la farmacia ambulatoria y, así, demostrar la importancia del farmacéutico en el sistema sanitario y reflejarlo en la práctica habitual.


¿Participas en redes sociales o en blogs? Si es así, ¿en qué plataformas?

Participo activamente en algunas redes sociales, como Facebook y LinkedIn. Tratamos de llegar a más personas. Sabemos que no todos en México o Latinoamérica tenemos la oportunidad y posibilidad de poder formarnos académicamente en España, así que tratamos de llevar la información y, a veces, un poco más, sin pretender tener influencia, pues cada quien es libre de dar y tener sus opiniones y yo no soy diferente. Creo firme y enérgicamente que México necesita un profundo cambio para poder tener un modelo farmacéutico, no hablemos de algo similar a España, pero al menos un modelo reconocible y propio. Para esto hay que trabajar mucho y el acceso a la formación e información es imprescindible.


Fuente: https://ratiopharm.es/en-la-botica/farmaceuticos-en-el-mundo/alberto-uribe-en-mexico-la-profesion-farmaceutica-carece-de

Show More
download.png

Linkedin

images.png

E-mail