top of page

ANTE LAS CRÍTICAS DE CILFA A LOS DATOS DE FARMASCOPIONET

FARMASCOPIO INFORMA:


CILFA cuestionó los datos publicados por FarmascopioNet y que fueron utilizados por ADEMP, la Asociación de Entidades de Medicina Privada, en una publicación en el diario Clarín del 5 de mayo pasado (Ver link).

Ante los cuestionamientos de la industria, Farmascopio comunica que su informe nunca compara la inflación del INDEC versus la inflación de los medicamentos como hace notar CILFA. Lo que evalúa el informe es el aumento de los precios de los medicamentos durante el primer cuatrimestre del año 2022 y los contrasta contra el aumento del dólar en ese mismo período.

Elaboración propia en base a M.F. y BCRA


CILFA cuestiona “para establecer la inflación interanual, se evaluaron 66 productos de consumo masivo y de dispensa con receta”. Y dice CILFA “en el sector farmacéutico se cuentan más de 500 laboratorios que ofrecen más de 20.000 presentaciones farmacéuticas”. Farmascopio relevó 66 medicamentos que representan a las drogas más consumidas, pertenecientes a empresas farmacéuticas de capitales nacionales y extranjeros, de productos originales, primeras marcas, y también genéricos. Y que corresponden a la farmacoterapia de enfermedades prevalentes, crónicas y agudas. Farmascopio trabaja sobre productos elegidos que realmente impactan en el gasto médico y en la salud del paciente y no sobre cientos de productos que son poco representativos y distorsionan los precios.


Luego la industria dice: “el informe es una interpretación sesgada de la realidad, dado que se elabora con una metodología confusa o sin rigurosidad estadística”. La metodología que utiliza Farmascopio es clara y simple. Aunque en este aspecto la industria sabe bien de sesgos, como los sesgos en publicidad y patrocinio. También sabe confundir, aumentando los precios cada día un laboratorio diferente, haciendo complejo el seguimiento de la evolución de lo precios.


La industria habla de “la transparencia de la cadena de valor farmacéutica en Argentina”. En eso tiene razón. Es totalmente transparente que el precio de los medicamentos en la Argentina los pone la industria farmacéutica, sin ningún control del Estado, como pasa en muchos países.

Por último, Farmascopio vuelve a subrayar que en abril varios laboratorios aplicaron dos aumentos mensuales en los precios de venta al público de los medicamentos, que era el título de la nota publicada y cuestionada en Clarín. Esos dos aumentos son incuestionables.




El informe cuatrimestral de Farmascopio puede leerse aquí (link)







Farm. Daniel Ricchione

ricchdan@gmail.com

Comments


bottom of page